Gracias mamá ¡FELIZ MES!

No hay nada como el hotel mamá ¿verdad? Aunque te encuentres lejos, casado e incluso con hijos, siempre extrañarás la comodidad de estar a su lado.

Este mes queremos recordarte que la mejor manera de homenajearla es llevar a la práctica sus enseñanzas, aquí algunas de ellas:

  1. EVITA EL DESORDEN, TODO EN SU LUGAR. Cuando eras un adolescente seguramente olvidabas llevar los vasos a la cocina, lavar el plato al terminar de comer o llevar la ropa al patio, ¿lo recuerdas? ahora debes de preocuparte por guardar muy bien tus documentos, sea en la oficina o en el hogar, organizar la cocina y el cuarto, planear tus gastos mensuales y enseñarle a tus hijos o sobrinos a hacerlo.
  2. GENERA PRIORIDADES. Al realizar las tareas ¿iniciabas con las del día siguiente o hacías las del último día de la semana?, mamá sabía planificar las compras de tus materiales, indicarte como realizar los trabajos y diferenciar lo realmente importante. Mantén la calma en el trabajo, evita el estrés y prioriza lo necesario.
  3. TERMINA LO QUE HAS EMPEZADO. Tus amigos llamaban a la puerta a invitarte a jugar, pero aún tu cuarto estaba desordenado y no habías terminado tus labores; mamá no te permitía salir de la casa hasta que todo estuviera listo. Cumple tu horario laboral, ser productivos significa efectuar tus metas en el tiempo que dispones para hacerlo, no olvides que tienes varias salidas pendientes con tus amigos de infancia, ¡sal y diviértete!
  4. SÉ SIEMPRE EL MEJOR. Llegabas a casa orgulloso de la calificación en tu evaluación, y mamá respondía: “muy bien, pero pudo haber sido un 5” ¿ahora entiendes por qué lo hacía? Procura ser el mejor en todo lo que hagas, mamá te lo enseñó cuando eras niño, es necesario lo apliques ahora que eres un profesional.

No olvides, tienes 365 días para recordarle lo importante que es en tu vida.

Obséquiale una vivienda, ella lo merece. Solo por este mes, obtén $3.000.000 al valor de tu apartamento en nuestros proyectos. Pregunta y aprovecha esta promoción, haz clic aquí.

Deja un comentario